La Iniciativa Latinoamericana del Paisaje LALI (por las iniciales de su nombre en inglés) es una declaración de principios éticos fundamentales para promover el reconocimiento, la valoración, la protección, la gestión y la planificación sostenible del paisaje latinoamericano, mediante la adopción de convenios que reconozcan la diversidad y los valores locales, nacionales y regionales, tanto tangibles e intangibles del paisaje, así como los principios y procesos pertinentes para salvaguardarlo.

El principal objetivo de la LALI es promover el reconocimiento, la valoración, la protección, la planificación y la gestión sostenible del paisaje, conducente a la declaración y reconocimiento de la diversidad y los valores de los diversos paisajes de nuestros países.

Esta iniciativa se inspira en las discusiones  una Convención Internacional del Paisaje, adelantadas en reuniones convocadas por la UNESCO y la Federación Internacional de Arquitectos Paisajistas (IFLA), en  la Convención Europea del Paisaje (ELC), y con apoyo en la Declaración de Florencia sobre el Paisaje realizada en esa ciudad el 21 de septiembre de 2012, con ocasión del 40º Aniversario de la Convención de Patrimonio Mundial de UNESCO, y en el Foro Urbano Mundial celebrado en Nápoles en septiembre de 2012.

La LALI propone, de manera particular, convenir políticas binacionales y multinacionales en materia de conservación, protección, manejo y recuperación de unidades de paisaje ubicadas en zonas transfronterizas.